¡¡Qué experiencia!!

29 08 2011

 

Ηace poco que regresé de Patzún y ya echo de menos a su gente, en especial a las mujeres de la asociación Renacimiento y a los niños y niñas del dentro de acogida, que me han llegado al corazón y han hecho de mi viaje algo maravilloso. He pasado allí un mes pero ha pasado tan rápido… ¡y cuando me iba me parecía mucho tiempo!. En mi estancia he tenido oportunidad de conocer las dos caras de Guatemala, la que se vive en las poblaciones indígenas y la vida capitalina, con un gran contraste entre ellas. La capital y su gente, muy actuales, masificado de coches y gente, muy influenciados por norte América, con  mucha inseguridad ciudadana por los grandes índices de violencia… Patzún, una localidad pausada, donde el estrés no tiene cabida, anclada en costumbres antiguas, con gente bondadosa y absolutamente segura…

Cuando sales de tu casa con este destino vas cargada de emociones e ideas, quieres hacer todo, quieres mejorar todo. Luego llegas allí y chocas con la realidad, te das cuenta que tú sola no puedes cambiar nada porque es tanto lo que se necesita que no das abasto.  Conforme pasa el tiempo descubres que sí puedes aportar, aunque sea pequeño, tu granito de arena. Pero sobre todo te das cuenta de la gran cantidad de cosas que te han aportado ellos y ellas  y te preguntas ¿quién ha ganado más con este viaje?

Me permito un pequeño consejo para los siguientes: una vez allí es importante escuchar sus demandas, cuáles son sus quejas, qué necesitan de verdad, y dejar aparcado eso que quieres tú para ellos y ellas, algo que cuesta trabajo entender y hacer. A mí me costó, incluso no estoy segura de haberlo conseguido. No queramos imponer lo que a nosotros nos parece que necesitan en función de lo que vivimos en nuestra realidad. 

Es una experiencia, como coincidimos todos los que la hemos realizado, totalmente inolvidable. Te cambia el punto de vista o ese “cristal” con el que miramos la vida. Te ayuda a apreciar más lo que tienes (y no me refiero a lo material) y a darte cuenta de la suerte que te ha tocado vivir, en un lugar donde accedes sin problema a los medicamentos y la salud, tienes cubiertas tus necesidades básicas y la vida es mucho mucho más fácil, aunque nos quejemos continuamente. ¿Espero volver? Sin duda, y estoy segura que lo haré con las mismas emociones e ideas que la primera vez…

Gracias ASAD, gracias Patzún y patzuneras, y gracias Guatemala. Hasta pronto.


Anuncios

Acciones

Information

One response

22 05 2012
Carol Gonzales

Lo que para ti es poco para nuestra gente es de gran ayuda, y sin duda alguna te veremos pronto Gracias Raquel!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: