De vuelta…

12 08 2011

 

Kuma! Ayer regresamos los 4 voluntarios (Miguel, Pepe, Vicky y Silvia) de ASAD que este año hemos viajado a la isla de Bubaque, en Guinea-Bissau. Aún así, todavía tengo allí la cabeza y sobretodo el corazón.

 Ha sido un regreso prematuro y un poco triste pues, desgraciadamente, mis tres compañeros enfermaron de Malaria esta semana y, aunque ahora se encuentran bien y prácticamente recuperados, debían regresar. Este año la Malaria ha acechado la isla con muchísima fuerza. A ello se le ha añadido la falta de medicinas (ha habido un ruptura de la entrada del fármaco antipalúdico de elección,Coartem, al país) que sin duda ha agravado el problema.

A pesar de las dificultades y de las cosas tan duras que hemos vivido, esta experiencia ha sido algo inolvidable y muy positivo para mí, tanto en lo personal como en lo profesional. Me es muy complicado escribir todo lo que me ha marcado durante estas semanas, pues se trata de muchas vivencias  y muy distintas a cualquier cosa que haya conocido hasta ahora.

Una de las cosas que más me ha impactado de este viaje ha sido la gente. Encontrar tanta generosidad en un sitio donde hay tanta miseria conmueve y hace reflexionar mucho. He conocido a gente a quien admiraré siempre como el Doctor José del Hospital Marcelino Banca de Bubaque, quien me ha hecho recuperar ilusión en mi carrera de Medicina y ha sido un ejemplo a seguir de esfuerzo, generosidad y sabiduría, además de un gran amigo.

En el hospital hemos aprendido mucho pero también hemos tenido que vivir momentos muy duros. El primer día murió un niño de Malaria y esta última semana lo hicieron otros dos, uno de ellos un recién nacido a quien no pudimos reanimar después del parto. La muerte es algo que los 4 tendremos vivir a lo largo de nuestra vida como médicos, pero ver como la gente allí muere por falta de medios crea una sensación de impotencia difícil de asumir. Por supuesto eso me da más fuerza para seguir trabajando para mejorar la situación de lugares como Bubaque.

La isla es un auténtico paraíso. La vegetación y la fauna que hay allí justifican de sobras que se trate de un espacio de reserva natural de la biosfera. La riqueza de esa tierra también nos ha hecho ver que hace falta educación para que su gente aprenda a aprovechar los recursos de una forma sostenible y acabar con la explotación que viene de fuera.

Ahora que acabo de llegar a mi casa en Barcelona, me siento una extranjera en mi propio país. Mi casa ahora me parece un palacio, las calles, los coches, las tiendas, la gente…todo es tan distinto… Me doy cuenta, ahora más que nunca, de la exageración y la desmesura del mundo en que vivimos.

África está ahora en mi mente y en mi corazón, y solo espero regresar pronto. Estoy muy agradecida a ASAD por haberme permitido vivir esta experiencia y a mis compañeros Miguel, Vicky y Pepe por haberla compartido conmigo. Sé que echaré de menos a la gente que he conocido, y por ahora solo queda esperar al reencuentro.

Um beijo forte. Fica dtritu.

Silvia.

Anuncios

Acciones

Information

One response

10 09 2011
Bufro de Unno

me ha encantado tu resumen! stamos juntos Silvia !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: