GUATEMALA. La Naturaleza, la Tierra Madre del hombre. El Sol, el Copal, el Fuego, el Agua.

11 08 2010

“También desde niños recibimos una educación diferente de la que tienen los blancos, los ladinos. Nosotros, los indígenas, tenemos más contacto con la naturaleza. Por eso nos dices politeístas, pero nosotros no adoramos, sino que respetamos una serie de cosas de la naturaleza. Las cosas más importantes para nosotros. Por ejemplo, el agua es algo sagrado. La explicación que nos dan nuestros padres desde niños es que no hay que desperdiciar el agua, aunque haya. El agua es algo puro y es algo que da la vida al hombre. Sin el agua no se puede vivir, tampoco hubieran podido vivir nuestros antepasados.
También es sagrada la tierra. Nuestros padres nos dicen “Hijos, la tierra es la madre del hombre porque es la que da de comer al hombre”. Y más, nosotros que nos basamos en el cultivo, porque nosotros los indígenas comemos maíz, frijol y yerbas del campo y no sabemos comer cosas fabricadas con máquinas.
Nuestros padres nos enseñan a respetar la tierra. Sólo se puede herir la tierra cuando hay necesidad. Esa concepción hace que antes de sembrar nuestra milpa, tenemos que pedirle permiso a la tierra. Existe el pom, el copal, es el elemento sagrado para el indígena, para expresar el sentimiento ante la tierra, para que la tierra se pueda cultivar.

El copal es una goma que da un árbol y esa goma tiene un olor como incienso. Entonces se quema y da un olor bastante fuerte. Un humo con un olor muy sabroso y muy rico. Cuando se pide permiso a la tierra, antes de cultivarla, se hace una ceremonia. Está basada en la candela, el agua y la cal. Se considera, según los antepasados, que nosotros los indígenas estamos hechos de maíz. Estamos hechos de maíz blanco y de maíz amarillo. La candela representa al hombre como hijo de la naturaleza, del universo. En la ceremonia pedimos permiso a la tierra, para que de buena cosecha”.
Rigoberta Menchú

Hace ya algo más de un mes que llegamos a Patzún, un pueblo donde el 94% de la población es indígena. Aquí cada día podemos ver cómo sus tradiciones y su cultura siguen bien vivas y cómo luchan por mantenerlas. Las mujeres salpican las calles de colores con su vestimenta tradicional, el huipil, de diferentes bordados y coloridos según la localidad a la que pertenezcan, y el corte, una tela plegada a las caderas y recogida con una telita a la que llaman faja. Paseando por Patzún puedes escuchar como la gente se sigue comunicando en su lengua de origen, el k´achiquel, que se ha mantenido viva desde el tiempo de los antiguos mayas. El pueblo indígena se siente orgulloso de sus raíces, aunque se siguen viendo muestras de racismo y discriminación por todo el país. La sociedad dominante es ladina y las oportunidades y los recursos para los indígenas son bastantes escasos.

En Renacimiento, la Asociación que nos acoge se lucha por mejorar la situación de los indígenas en ámbitos tan básicos como la salud y la educación. Desde que hemos llegado hemos realizado diversos talleres con colectivos de madres guía, con jóvenes y con niños, trabajando en diferentes campos como género, elaboración de medicamentos utilizando como materia prima las plantas medicinales, análisis de necesidades con los jóvenes del municipio, etc.
Estos días arrancamos con la puesta en marcha del proyecto de creación de una farmacia social dentro de la Asociación. Deseadnos suerte!!!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: